viernes, 18 de marzo de 2016

Como animales (cuento corto)

Como hacía mucho que no incluía en el blog alguno de mis escritos de ficción, hoy me animo con uno. Es una escena, o cuento corto, que escribí en el 2004.

Entro en la estación de Pacífico, chorreando. Llueve a mares. El agua se escurre por mi cuello y se cuela, helada, dentro de la camiseta. 

Desde el andén vacío oigo como el tren se acerca relampagueando. Corro para llegar a cogerlo antes de convertirme en pez, aunque dentro del vagón, en hora punta, bien podría ser un gato encerrado. Suena el pitido que cierra las puertas y salto como un conejo asustado, repitiendo, como siempre, la secuencia de movimientos que me convierten en el hazmerreir de los demás viajeros: parada en seco seguida por un saltito ridículo, maldito agujero de tiburones. 

Dentro, embutidos como sardinas, la subida de la temperatura dentro de un abrigo oso aturde mis terminaciones nerviosas. La luz blanca fosforece a intervalos y suena como si hubiesen encerrado a un montón de grillos en celo dentro de los tubos del techo. Nadie se preocupa por liberarlos. 

Consigo hacerme fuerte en una esquina y mi única distracción en los 30 centímetros cuadrados que me tocan es mirar a caras y  pies alternativamente. El gentío se me antoja un montón de abejas llegando tarde a la colmena. ¿Cuándo habrían perdido las alas? Seguro que no recuerdan el tiempo en el que no tenían que desplazarse bajo tierra para volar de un lugar a otro. Y yo, ¿acaso me acuerdo? 

Zumban a mi alrededor conversaciones salpicadas de risotadas de un grupo de estudiantes mastodónticos, timbres hirientes de frecuencias diversas y silencio malhumorado. Por un momento me creo diferente, más sutil, esforzada en el intento de percepción de las emociones escondidas bajo los gestos de hastío; atenta a mi propio discurrir, el que me hará insensible al neón, a la lluvia eléctrica, al panal de miel, a la alienación... y me creo que eso me salva.

Cuando se abren las puertas en mi parada salgo maquinalmente. Con la confusión del enjambre que me envuelve apresurado tropiezo con alguien, empujándole sin darme cuenta.


­̶ ¡Mira por donde vas, zángana!  ̶ Me increpa.


Y me quedo allí, parada en medio de la marea de medusas. Una gota caliente resbala por mi mejilla hasta el mentón y llega al ombligo, esta vez es salada, yo también soy un animal.






sábado, 12 de marzo de 2016

Para niños: Colección "De la cuna a la Luna"- Cocodrilo, Antonio Rubio Herrero y Oscar Villán



Cocodrilo es uno de los títulos de la colección "De la cuna a la luna" editados por la editorial Kalandraka, que tan buena labor están haciendo por difundir literatura infantil de calidad.


Este título en concreto acerca los colores a los bebés de una forma poética.
Es un libro muy sencillo, con muy poco texto, y una rima sonora y pegadiza que atraerá mucho a los bebés a partir de los 6-8 meses.

Su autor, Antonio Rubio, denomina este tipo de poesía  como pictogramas poéticos o poegramas. Se refiere con esto a lo que surge de la mezcla del texto con las sencillas ilustraciones, realizadas por Oscar Villan, que fue Premio Nacional de Ilustración en 1999. Las imágenes resaltan sobre el fondo blanco, y su tono y estilo les dan una corporeidad muy adecuada para la sensibilidad de los bebés.
Otro punto a favor es que es un libro de cartón duro y con bordes romos, que lo hace muy manejable para manos (y bocas) pequeñas.

Aunque M. no los ha tenido, ni disfrutado, yo sí he tenido la oportunidad de manosearlos y me han parecido muy lindos.


Las rimas me han hecho bastante gracia y no me han parecido ñoñas ni forzadas (cosa bastante común en libros para niños).

La colección "De la cuna a la luna" tiene varios títulos, todos escritos e ilustrados por los mismos autores: Luna, Pajarita de papel, Cinco y Miau.  

* (Si quieres conseguir este libro y no lo encuentras en tu librería de barrio o en la biblioteca, puedes comprarlo a través de este enlace y ayudarme a mantener el blog. Muchas gracias).






Etiquetas

Acantilado (1) Agatha Christie (1) Alejandro Zambra (2) Alemán (3) Almudena Grandes (1) Alpha Decay (2) Amélie Nothomb (2) Anagrama (6) Anna Llenas (1) Antonio Palomar (1) Arturo Pérez-Reverte (1) Asuntos (26) Benjamin Black (1) Berlín (3) Biografías (3) Catherine Miller (1) Chris Wormell (1) Christa Wolf (2) Chuck Palahniuk (1) Ciencia ficción (4) Cómic (3) Consultorio lector (4) Cortázar (1) Crisis (8) Cristina Peri Rossi (1) Crítica (20) Cuando un escritor te decepciona (1) Cuentos (2) D. H. Lawrence (1) David Trueba (1) distopías (1) Don Delillo (1) ecología (3) Eduardo Halfon (1) Elvira Lindo (1) Elvira Navarro (2) Emilio Bueso (1) Emilio Urberuaga (2) Eric Carle (1) Escribir (8) Feminismo (3) Fondo de Cultura Económica (1) Gabriela Wiener (1) H.P. Lovecraft (1) Héctor Abad (1) Henry James (1) Hervé Tullet (1) Ilustración (3) Internet (3) Isaac Rosa (2) Italo Calvino (1) Jean Baudrillard (1) Jean Rhys (1) Jeffrey Eugenides (1) Jesús Carrasco (1) Jim Dodge (2) John Banville (1) John Irving (1) Jorge Herralde (3) Juan José Millás (1) Juanjo Sáez (1) Julio Cortázar (1) Kalandraka (2) Laura Gutman (1) Leer (2) Leo Leonni (1) Librerías (2) Libros para niños (35) Libros que leemos (3) Libros que leo (17) Listas (16) Luis Goytisolo (1) Luis Landero (1) Marta Sanz (2) Michael Bond (1) Mireia Pérez (1) Mondadori (1) Neil Gaiman (1) Nick Hornby (1) No ficción (4) Pablo Gutiérrez (1) Patricia Highsmith (1) Patrick Modiano (1) Poesía (3) Política (1) Pre-Textos (1) Reseñas (11) Richard Ford (1) Roberto Bolaño (2) Rocío Martínez (1) Satoshi Kitamura (1) Sergio Bizzio (1) Silvia Nanclares (1) Siri Hustvedt (1) Siruela (1) Sociología (1) Thomas Brussig (1) Viajes (1)


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...