miércoles, 7 de febrero de 2018

HeroLeaks, H. de Mendoza


HeroLeaks, H. de Mendoza

Esta entrada es un poco diferente a otras del blog, ya que normalmente escribo sobre libros de los que "solo" soy lectora, pero en este caso soy algo más, ya que formo parte del proceso creativo.

En HeroLeaks he participado como correctora, revisora de estilo y contenido, además de ayudar a maquetarla y digitalizarla. Y ahora me hallo inmersa, junto con H. de Mendoza (seudónimo que utiliza el autor), en la complicada labor de difusión y promoción. 

Llegados a este punto me gustaría ser muy sincera con vosotros/as: "Cada venta la sudas". En este proceso nos estamos dando cuenta de lo difícil que es vender un solo ejemplar fuera de tu círculo de familiares y amigos. 
Es lógico, teniendo en cuenta la ingente sobreestimulación de ofertas, propuestas, invitaciones que convierte el mundo virtual en una rueda de hámster que no lleva a ninguna parte, pero por otra me gustaría mucho tener esa respuesta a una novela que se merece una oportunidad.

Cuando E. se puso en contacto conmigo hace ya más de dos años para proponerme que trabajásemos juntos para sacar adelante la novela que había escrito, tuve algunas reticencias iniciales... Pero estas se disiparon en cuanto empecé a leerla y supe que la historia que contaba iba a atrapar a los lectores, como me estaba atrapando a mí.

HeroLeaks es una novela de género, y no tiene pretensiones de ser otra cosa, lo cual es muy de agradecer, pero su virtud es ir desentrañando una trama que podría ser real y que alimenta en la sombra incontables leyendas urbanas que nunca habían llegado a desarrollarse en ningún libro hasta ahora. 

Esta historia de asesinos, filtraciones y espías modernos nos recuerda a noticias que hemos escuchado sobre WikiLeaks, Snowden e incluso Anonimus, conspiraciones que han demostrado ser reales y han salido a la luz en nuestro mundo hiperconectado y sin privacidad.  

HeroLeaks tiene muchos personajes, espacios y tiempos, que hacen de ella una novela coral y veloz; y van creciendo en sus páginas al ritmo endiablado de los acontecimientos que desencadenan las filtraciones de SK.

Como soy juez y parte no quiero contaros mucho más sobre ella, pero sí me gustaría añadir algunas de las frases que han compartido algunos de sus lectores.

"Que gusto da encontrarse estas sorpresas. Me atrapó desde la primera página. Libro ágil y muy entretenido. Con una trama elaborada pero muy original, y con unos cuantos guiños que no podrán evitar sacarte un sonrisa mientras asocias y desentrañas corruptelas. Muy bueno. H. de Mendoza, heredero de Don Winslow".

"No acostumbro a leer libros de este género y tengo que confesar que me ha sorprendido gratamente y que lo he leído de un tirón. Tiene una trama original que se va desvelando poco a poco, que te sorprende y te atrapa. Nos lleva por distintos años y escenarios muy bien descritos. Los personajes están bien esbozados y van contando la historia desde diferentes puntos de vista. Me han gustado mucho las mujeres, que tienen un papel protagonista y que crecen y se empoderan según va avanzando la historia.
La forma de contar es muy eficaz y cinematográfica".

“HeroLeaks” esconde un thriller moderno entre sus páginas. ¿Quién no ha oído hablar de Julian Assange? ¿Quién no conoce a Snowden? Esta novela trata de una filtración que llega a HeroLeaks (no os voy a explicar que es HeroLeaks, eso lo tenéis que descubrir leyendo la novela) y que provoca una serie de acontecimientos que desenvocaran en una serie de escenas y escenarios bien descritos y que introducirán al lector en un sinfín de emociones".

Si tenéis curiosidad y queréis leer la novela (no os arrepentiréis), podéis comprarla siguiendo este enlace.

domingo, 21 de enero de 2018

De mujeres, palabras y alfileres. El patriarcado en el lenguaje, Yadira Calvo

Después de bastante tiempo, mi madre vuelve a pasarse por el blog para comentar una de sus últimas lecturas, que quiere compartir con vosotros/as.
De mujeres, palabras y alfileres. El patriarcado en el lenguaje, Yadira Calvo


Como muchas otras mujeres de mi edad (sesenta y tantos) participo en grupos políticos y ciudadanos de distinto tipo, lo que antes se llamaba «militancia». En uno de los que me siento más cómoda es en la tertulia feminista de Seco.
Son reuniones que a veces parecen de madres e hijas. Las chicas secanas son veinteañeras y treintañeras, (curiosamente, falta la franja de edad de los 40 y 50 años). Leemos un libro al mes y lo comentamos entre todas en un ambiente distendido y agradable.


Hemos leído desde libros clásicos como Una habitación propia, de Virginia Woolf o El Segundo sexo, de Simone de Beauvoir (ninguna fuimos capaces de leerlo entero) a best seller como El cuento de la criada, de Margaret Atwood y otros más actuales y rompedores como Teoría King Kong, de Virginie Despentes, Quién quiere ser madre, de Silvia Nanclares o La mucama de Omicunlé, de Rita Indiana.

El último ha sido De mujeres, palabras y alfileres, de la costarricense Yadira Calvo, libro que para mí ha supuesto todo un descubrimiento. 

Igual que otras feministas y escritoras latinoamericanas, tiene mucho que decir y además lo dice muy bien.

Hasta ahora las críticas al lenguaje sexista y las propuestas de un lenguaje inclusivo me habían parecido poco argumentadas, difíciles de seguir y a veces hasta ridículas, pero este libro te cambia totalmente la perspectiva. La autora, feminista y lingüista de prestigio maneja una extensa bibliografía, y ha escrito un ensayo serio, riguroso, documentado en el que, sin perder rigor académico, ha sido capaz de transmitir sus teorías de forma amena, con ironía, sentido del humor y sin ninguna pedantería.

Mujer de mente abierta y nada dogmática, su obra no pretende dar recetas fáciles sino intentar entender la situación en la que estamos y plantear cuestiones como estas: Por qué la gramática va del brazo del patriarcado; cómo el léxico se confabula con la dominación; cómo el pensamiento hegemónico a fuerza de repetirse se convierte en la «verdad» oficial, y otras muchas.

Es decir, el libro habla del lenguaje como herramienta fundamental del poder y nos explica cómo durante siglos ha sido utilizado para someter razas, países, clases y muy especialmente a las mujeres, grupos a los que se considera inferiores y a los que no se consiente salir del peldaño que se les ha asignado en la escala social.
No es un libro de lectura rápida sino de tomar apuntes, releer y tenerlo a mano como texto de referencia.

Los seis primeros capítulos, para mí los más difíciles de leer, tienen un enfoque lingüístico, sociológico y político, y explican cómo la lengua oficial estructura y sostiene el punto de vista del grupo dominante y establece lo correcto y lo incorrecto para mantener sus intereses.

Muy interesante es el capítulo dedicado a la Real Academia, un club privado y exclusivo de hombres, en el que lo que menos importa es la lengua y lo que más el mantenimiento del sillón y de los privilegios que conlleva. Grandes figuras de la literatura y la lengua española no han entrado en la RAE por el mero hecho de ser mujeres. La primera entró en el año 1978 y desde entonces solo ha habido diez académicas. Muchos de sus miembros varones se consideran policías del idioma, patriarcas que pontifican sobre lo correcto y lo incorrecto, dictaminan lo que es mala y buena literatura, rechazan cualquier cambio y velan porque no se toque la «esencia» del idioma, lo que en el siglo XIII Alfonso X el Sabio llamó «el castellano derecho».
En los siguientes capítulos, y con muchos ejemplos concretos, se habla del androcentrismo, el sexismo, la misoginia y la violencia machista que lo impregna todo: la política, la cultura, la publicidad, la letra de las canciones, las metáforas, los refranes, los tacos…

Está claro que esta sociedad no va a cambiar de un día para otro, pero entender los mecanismos de la dominación es fundamental para lograrlo y, como dice la autora al final del libro: «Hay que ponerle cascabeles al lenguaje que rebaja y envenena. Que lo oigamos venir, que lo podamos seguir, que todas sepamos de donde viene, con quién se asocia y a donde va».

 





viernes, 15 de diciembre de 2017

Buenas noches, Puntillas, Polly Dunbar

Buenas noches puntillas, Polly Dunbar

(Libros para niños)

Este es uno de los libros que ya llevan bastante tiempo en un armario para dejar sitio a todos los nuevos, pero también es uno de los clásicos en nuestra biblioteca, uno de los que a M. le encantó y que miramos y leímos una y otra vez durante mucho tiempo.

Buenas noches puntillas, Polly Dunbar
Puntillas es un conejito de orejas imposibles que es uno de los seis personajes de esta colección.
Todos ellos están creados de forma que a una se le derrite el corazón de ternura. 


Son muy entrañables y divertidos y están dotados de algunos de los rasgos de carácter que hacen tan especiales a los niños, y que algunos autores de libros infantiles consiguen reflejar en sus creaciones (lo cual no es nada fácil). 
Buenas noches puntillas, Polly Dunbar
Armando ruido

Esto hace que los pequeños lectores a los que les leemos la historia se sientan muy identificados con ellos y por eso les guste tanto.

Buenas noches puntillas, Polly Dunbar
Aquí tenemos a Romeo y a Tilly

Buenas noches puntillas, Polly Dunbar
Aquí están Plu, Dudu y Pataplan y Romeo, muertos de sueño.
Tilly y sus cinco amigos viven en una casa amarilla de líneas fantasiosas. Las ilustraciones se centran en ellos y así, aunque los colores utilizados no son muy chillones, resaltan sobre los fondos de colores planos.
Buenas noches puntillas, Polly Dunbar

Podemos pensar que Tilly es una niña y todos los demás personajes son sus peluches, que cobran vida cuando están solos, lejos de la mirada de los adultos (este es un leiv motiv recurrente en la temática infantil). Pero seguro que los niños lo interpretan de otra forma.

En esta aventura, Tilly hace el ritual nocturno para que todos tus amigos se vayan a dormir, pero puntillas no tiene sueño, se inventará mil locuras y formará una gran lío antes de caer rendido...

Buenas noches puntillas, Polly Dunbar
Exactamente como hacen los niños pequeños, los conocidos como todlers en inglés, pequeñajos de entre uno y o cuatro años, que, para que negarlo, están locos.

Y Polly Dunbar, en esta serie, ha captado su maravillosa "locura". En cada uno de los libros uno de los personajes será el protagonista y tratará un tema importante para los niños en su día a día, así como divertidas maneras de lidiar con el aprendizaje vital que implica ir creciendo (sin moralinas y con un lenguaje limpio y directo dirigido a los niños/as y no tanto a sus padres, como sí pasa con otros libros infantiles).

Buenas noches puntillas, Polly Dunbar
Puntillas no para de liarla

Al fin y al cabo, él aún no quiere irse a dormir

Esta es la página web de la autora, que podéis visitar para ver otras de sus creaciones.










La serie de Tilly y sus amigos se compone de los siguientes títulos: Querido Romeo, Hola Tilly, ¡Qué guapa eres, Plu!, ¿Dónde está Patapam?




Y después de ocuparse de todos ellos... Tilly se siente triste por no tener a nadie con quien dormir, pero...


no contaba con puntillas, que siempre está dispuesto a ayudar, aunque se ponga muy pesado para irse a dormir.






* (Si te gusta este libro y no puedes conseguirlo en tu librería de barrio o en la biblioteca (que siempre son las opciones más recomendables), puedes comprarlo a través de este enlace y ayudarme a mantener el blog. Muchas gracias).

domingo, 26 de noviembre de 2017

Clavícula, Marta Sanz




Clavícula, Marta Sanz


Hay dos tipos de libros de Marta Sanz, unos son los de ficción, como Farándula, (que no me llaman mucho la atención) y otros, los autobiográficos, como Lección de anatomía y este: Clavícula, que me encantan y son los que me hacen apreciar su escritura y la gran escritora que es.


Esta es una novela / reflexión / ensayo / libro híbrido sobre la enfermedad, la hipocondria y la precariedad del mundo cultural. Y sobre las complejas pero fluidas relaciones entre estos tres elementos materializados en la vida de Marta Sanz.


El libro empieza con una punzada, un dolor en un punto indeterminado cerca de la clavícula, que sirve de pretexto (que fea palabra para lo que en realidad siente la escritora), para el tema y el proceso creativo de este libro, que va avanzando a la vez que avanza el dolor, las inseguridades, los miedos al futuro... de la autora.


Resuena conmigo porque yo también soy hipocondriaca. Y es una enfermedad incomprendida y denostada por todos los que te rodean, a los que torturas con tus preocupaciones de salud.


Como dice Silvia Nanclares:

"La emoción es el nuevo punk". 

Entonces este libro es muy punki, aún más cuando habla de dinero, de la desazón de creerte de una clase social, pero no tener dinero real para permitírtelo. Y si ella, autora consagrada, está así, imaginaos cómo esta el resto de las personas que se dedican, nos dedicamos, a las letras.

Habla de dinero, con cifras, sin miedo ni verguenza, porque no hay que esconder lo malo, lo difícil, ni cargar con una culpa individual magnificada de lo que en realidad es un problema social: lo pésimamente remunerado que está todo lo que tenga que ver con el mundo de la cultura.


Algunas de las declaraciones de intenciones de Clavícula:

"Es posible que no haya motivos para marcar una línea divisoria y separar con un bisturí los temas literarios de los temas rutinarios, los manojos de cebolletas o las copias de las llaves de la extraña y mórbida descomposición del señor Valdemar".


También hay reflexiones contra la dictadura de la juventud, la turgencia de la vagina y los orgasmos gimnásticos cuando ya se tienen 50, y que sea por obligación, que lo que le jode, sobre todo, es la obligación.


"Pero sé que el estrés es una de las causas de la ausencia de deseo, más allá del desgaste, la saturación, la edad, el aburrimiento, la falta de ocurrencias, la pereza, el miedo, la abulia en sí, las ganas de olvidar el propio cuerpo por dentro y por fuera...


Y sobre los síntomas sociales de la hipocondria.
(Esto podría haberlo escrito yo de mi puño y letra)...

"No me he encerrado en casa y he comentado con todo el mundo las características e intensidad de mis síntomas. El color de mi enfermedad y mis evoluciones. Ahora he de rendir cuentas con todos los que me han escuchado. Siento la mala conciencia de haber sido muy pesada y ahora necesito tranquilizar a mis amigos. Pegar un cerrojazo. No hablar más del asunto. Mentir".


Hablar así sobre el dolor, desde la víscera y la verdad es muy valiente y ya es hora de que la literatura también saque estos temas a la luz y que sean considerados igual de válidos que un análisis histórico o una epopeya familiar.

(*Si te interesa este libro y no lo encuentras en tu librería de barrio o en la biblioteca, puedes comprarlo a través de este enlacey ayudarme a mantener el blog. Muchas gracias.) 



Etiquetas

Acantilado (1) Agatha Christie (1) Alejandro Zambra (2) Alemán (3) Almudena Grandes (1) Alpha Decay (2) Amélie Nothomb (2) Anagrama (6) Anna Llenas (1) Antonio Palomar (1) Arturo Pérez-Reverte (1) Asuntos (26) Benjamin Black (1) Berlín (3) Biografías (3) Catherine Miller (1) Chris Wormell (1) Christa Wolf (2) Chuck Palahniuk (1) Ciencia ficción (4) Cómic (3) Consultorio lector (4) Cortázar (1) Crisis (8) Cristina Peri Rossi (1) Crítica (20) Cuando un escritor te decepciona (1) Cuentos (2) D. H. Lawrence (1) David Trueba (1) distopías (1) Don Delillo (1) ecología (3) Eduardo Halfon (1) Elvira Lindo (1) Elvira Navarro (2) Emilio Bueso (1) Emilio Urberuaga (2) Eric Carle (1) Escribir (8) Feminismo (4) Fondo de Cultura Económica (1) Gabriela Wiener (1) H. de Mendoza (1) H.P. Lovecraft (1) Héctor Abad (1) Henry James (1) Hervé Tullet (1) Ilustración (4) Internet (3) Isaac Rosa (2) Italo Calvino (1) Jean Baudrillard (1) Jean Rhys (1) Jeffrey Eugenides (1) Jesús Carrasco (1) Jim Dodge (2) John Banville (1) John Irving (1) Jorge Herralde (3) Juan José Millás (1) Juanjo Sáez (1) Julio Cortázar (1) Kalandraka (2) Laura Gutman (1) Leer (2) Leo Leonni (1) Librerías (2) Libros para niños (36) Libros que leemos (3) Libros que leo (17) Listas (16) Luis Goytisolo (1) Luis Landero (1) Marta Sanz (2) Michael Bond (1) Mireia Pérez (1) Mondadori (1) Neil Gaiman (1) Nick Hornby (1) No ficción (4) Pablo Gutiérrez (1) Patricia Highsmith (1) Patrick Modiano (1) Poesía (3) Política (1) Pre-Textos (1) Reseñas (11) Richard Ford (1) Roberto Bolaño (2) Rocío Martínez (1) Satoshi Kitamura (1) Sergio Bizzio (1) Silvia Nanclares (1) Siri Hustvedt (1) Siruela (1) Sociología (1) Thomas Brussig (1) Thriller (1) Viajes (1)


Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...